Paraíso Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...

Paraíso  Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...
Roxana Valdivia, licenciada en Periodismo, fundadora y presidenta histórica de Patria, órgano de prensa libre en una Cuba esclava.

En el rincón de mi casa que tú conoces

En el rincón de mi casa que tú conoces

Ahora en Cuba Testigos


Seguidores

Google+ Followers

martes, 10 de mayo de 2011

"Carequilo" , el niño feo.



Nunca me pude explicar,ni antes ni ahora,qué tienen de gracia las burlas a costa de los menos afortunados física o mentalmente. Considero que es un cruel y mísero hábito que destruye a seres humanos y los hunde a veces para siempre.
Jorgito fue siempre el pobre infeliz del rostro chico y pálido al que todos llamaban ¨carekilo¨. Ya en el segundo grado de la primaria solía escaparse de la clase y esconderse todo el día y parte de la noche. Caminaba encorvado, con los largos brazos colgando. Además de la miniatura que era su cabeza, sus labios eran de un rosado tenue y su pelo lacio y amarillo claro, como pluma de pollito.
No lo dejaban vivir, ni siquiera respetaban su silencio y timidez en un rincón del aula. Allí le buscaban los ¨vivos¨de la clase para colgarle ¨rabos¨en la espalda y jugarle todo tipo de bromas crueles.
- ¡Qué coño me miras, cara'e'kilo!- Una pedrada en la frente, un pescozón o una blasfemia era todo lo que Jorgito recibía de vuelta al más simple y amable saludo. Sólo su hermana Mayra limpiaba heridas y lavaba su breve rostro cuando alguno le escupía; sólo la bella y perfecta Mayra le defendía de la burla y el desprecio. ¨Cosas de muchachos¨, decían los adultos indiferentes y se alejaban sin prestar mucha atención.
Me recuerdo ayudándole a bajar de un árbol de ciruelas. No se había subido allí buscando la dulce semilla cubierta de pulpa, sino para escapar de un perro que José Antonio, su más fiel abusador, había enfurecido contra él.

- ¡Me lo chujó!¡No puedo bajarme!- gritaba el niño feo temblando de pánico, mientras su frente sudaba y la boca rosada y chiquita se le mojaba de lágrimas y baba.

Jorgito era muy trabajador. Se iba temprano con su padre a cultivar la tierra y hasta le parecía grande y musical el sonido del agua del regadío sobre los naranjales. Su mayor sueño era ser carpintero, maestro ebanista, para diseñar él mismo los muebles del hogar donde viviría sus hijos y esposa.
Mayra, la bella hermana de Jorge, le guardaba mangos para la merienda; pedía permiso a la maestra para sentarse en el fondo del aula y esperar a la hora del receso. Así cuidaba a su hermano gemelo. Ella estaba en el nivel que le correspondía por su edad. Jorgito no. Jorgito había repetido grados muchas veces en la primaria. A la secundaria no fue nunca.
Poco después de los doce años su trabajo fue sudar en la carpintería del pueblo, seguro de que llegaría a ser un genio en el uso de la madera. Sus sueños nunca se detenían, hablaba con entusiasmo gesticulando con los largos brazos y la voz alta y chillona; ropa sucia, nombretes, pedradas y desprecios, sin embargo, le empujaban cada día a un escondite bajo cajones y trozos de palo al fondo de la fábrica.
Sus padres eran muy ignorantes y no creo que supieran lo que le pasaba a Carekilo. Al menos sólo recuerdo a su hermana que con el tiempo, ya no estuvo cerca para consolarlo. Se fue a la escuela al campo y luego al extranjero. Pero Jorge no. Jorge se resignó al esfuerzo diario, y a su almuerzo en el hueco de cartones y palos, con la esperanza de ser ebanista.
Entonces cada día tomaba ron y se iba a su hueco con la botella en la mano. Allí se quedó dormido un mala tarde y fue una gata callejera la que destapó el amasijo de huesos y pelo rubio bajo los troncos en el basurero de la carpintería...pero a él no lo aplastó la madera, no realmente. Carekilo se desvaneció bajo el peso de su rostro imperfecto, el ron y la burla.
Si alguien le recuerda sólo piensa en el borracho Carekilo que encontraron muerto debajo de la basura. Yo lo veo niño, mirando el agua de los regadíos y subido al árbol de ciruela, escapando del perro furioso de José Antonio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los hechos desde otros blogs

CRIMENES DEL CASTRISMO

Loading...
Los artículos 18 a 21 recogen derechos de pensamiento, de conciencia, de religión y libertades políticas Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de Creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Hoy anduve lejos... muy cerca.

Hoy anduve lejos... muy cerca.
...Me enviaron una foto de la casa de mi infancia, hoy en ruinas, es un testigo del derrumbe de la nación pedazo a pedazo.

Patria, órgano del Partido Revolucionario Cubano, obra cumbre de Marti dentro del periodismo

  • Solo la opresión debe temer al ejercicio pleno de las libertades.
    El 14 de marzo de 1892 surge Patria


    Yo no creo que en aquello que a todos interesa, y es propiedad de todos, debe intentar prevalecer, ni en lo privado siquiera, la opinión de un solo hombre.
  • La tiranía es una misma en sus varias formas, aunque se vista en algunas de ellas de nombres hermosos y de hechos grandes.
  • La Fuerza tiene siempre sus cortesanos, aun en los hombres de ideas.
  • Hay hombres dispuestos naturalmente a ser ovejas, aunque se crean libérrimas águilas
  • Todo poder amplia y prolongadamente ejercido, degenera en casta. Con la casta, vienen los intereses, las altas posiciones, los miedos de perderlas, las intrigas para sostenerlas. Las castas se entrebuscan, y se hombrean unas a otras.
  • A nada se va con la hipocrecía. Porque cerremos los ojos, no desaparece de nuestra vista lo que está delante de ella. Hay pocas cosas en el mundo que son tan odiadas como los hipócritas.
  • El hombre sincero tiene derecho al error.
  • Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército.
  • Todo hombre es la semilla de un déspota; no bien le cae un átomo de poder, ya le parece que tiene al lado el águila de Júpiter, y que es suya la totalidad de los orbes.
  • Los odiadores debieran ser declarados traidores a la república. El odio no construye.
    La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio.
  • Los grandes derechos no se compran con lágrimas, sino con sangre.
  • El hombre ama la libertad aunque no sepa que la ama, y anda empujado de ella y huyendo de donde no la halla.
  • La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellanía de nadie.
  • Sólo la opresión debe temer el ejercicio pleno de las libertades.
  • Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía.

Translate this blog to my language-Traducir este blog a mi idioma-

TRADUZIR ESTE BLOG para meu idioma-Übersetzen Sie diese BLOG auf meine Sprache-Перевести эту блог на свой язык-Tradwi sa a BLOG POU LANG MWEN-TRADUIR AQUEST BLOG DEL MEU IDIOMA

¿Qué son los derechos humanos?

Loading...

"En una revolución se fusila sin pruebas (no las necesitamos)" Ernesto Che Guevara