Paraíso Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...

Paraíso  Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...
Roxana Valdivia, licenciada en Periodismo, fundadora y presidenta histórica de Patria, órgano de prensa libre en una Cuba esclava.

En el rincón de mi casa que tú conoces

En el rincón de mi casa que tú conoces

Ahora en Cuba Testigos


Seguidores

Google+ Followers

jueves, 17 de mayo de 2012

El pueblo cubano no tiene Patria... (Fidel castro, 1959)

" Precisamente la tragedia de nuestro pueblo ha sido no tener patria. Y la mejor prueba…., de que no tenemos patria es que decenas de miles y miles de hijos de esta tierra se van de Cuba para otro país, para poder vivir, pero no tienen patria. Y no se van todos los que quieren, sino los pocos que pueden…. " "...si un gobierno no traiciona a su pueblo, no tiene por qué temer a la libertad de prensa….." Fidel Castro Ruz Discurso 4 de Enero de 1959 Camagüey, Cuba.

El artículo que transcribo a continuación fue escrito en el 2007. ¿Cuál es la vigencia de éste, en relación con la actitud del Vaticano en la actualidad? ¿Ya no está Castro excomulgado?

 Castro. Excomulgado por Juan XXIII

 JUAN VICENTE BOO. ROMA (Actualizado 21/01/2007 )

 «Esperemos que no se nos aplique el procedimiento de excomunión», comentó con sorna Fidel Castro a un congreso de intelectuales en La Habana en enero de 1968, después de declarar que amplios sectores del clero «se están convirtiendo en fuerzas revolucionarias».
  El dictador celebraba sus nueve años en el poder, e intentaba aparentar que la Iglesia se sumaba a su revolución. La realidad era muy distinta. El Papa Juan XXIII le había excomulgado el 3 de enero de 1962, un interdicto que se mantiene hasta hoy, en tanto Castro continúa aplicando las mismas políticas que le valieron la condena: imponiendo un asfixiante comunismo por la fuerza, aplicando leyes abortistas y pisoteando gravemente los derechos humanos.

 La circunstancia de que Juan Pablo II le recibiese en el Vaticano en 1996 o de que visitase Cuba en 1998 responde a que el Vaticano trata con todos los Estados, pero, desde luego, no levanta una pena de exclusión de los sacramentos que dura ya 45 años. Aunque la Iglesia no exhibe en público estas condenas, y en las ultimas décadas las limita a sacerdotes y obispos que causan escándalo, la sanción espiritual a Fidel Castro continúa en vigor, pues los gestos de acercamiento al Vaticano no incluyen todavía la plena libertad de religión y, ni mucho menos, la renuncia al comunismo, como han hecho muchos otros líderes en la mayor parte del antiguo bloque soviético. El Vaticano fue enemigo del comunismo ya desde sus orígenes. Incluso cuando se presentaba como una fuerza de liberación y no era posible imaginar hasta dónde llegarían sus desastres, la Iglesia católica ya dio la voz de alarma. En 1878, el Papa León XIII lo definió como «una herida fatal que se insinúa en el meollo se la sociedad humana sólo para provocar su ruina».

 Cincuenta y nueve años mas tarde, y vistas ya las consecuencias de la revolución rusa, Pío XI condenó formalmente el comunismo ateo en la encíclica «Divini Redemptoris» del 19 de marzo de 1937, cinco días después de haber condenado el nazismo en la encíclica «Mit Brennender Sorge», también por su ideología pagana y anticristiana.

 La pena de excomunión para quien difunda el comunismo fue establecida explícitamente por Pío XII a través de un decreto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, llamada entonces el Santo Oficio, en 1949. Su sucesor, Juan XXIII, el llamado «Papa bueno», que fue un campeón de la paz y los derechos humanos, confirmó la vigencia de ese decreto en 1959 y, muy a su pesar, lo aplicó a Fidel Castro el 3 de enero de 1962 para evitar que el «comandante supremo» engañe a los católicos.

En un famoso discurso del 2 de diciembre de 1961, Fidel Castro se declaró marxista-leninista y anunció que llevaría a Cuba al comunismo. A partir de ese momento, la sanción era inevitable y, aunque el dictador había abandonado la fe católica, el Papa la impuso para eliminar cualquier ambigüedad. Pontífice de la paz Paradójicamente, Juan XXIII no era un enemigo de Cuba, sino todo lo contrario, y la historia recuerda su poderoso llamamiento a la paz dirigido, en octubre de 1962, al presidente norteamericano, J. F. Kennedy, y al líder soviético, Nikita Jruschev, cuando ambos libraban ante un mundo angustiado el vertiginoso pulso de «la crisis de los misiles». Juan XXIII era el «Papa de la paz» y de la concordia, pero tenía que hacer frente a un Castro que, desde 1961, estaba expropiando las escuelas religiosas, reprimiendo las manifestaciones católicas y expulsando de la isla a centenares de sacerdotes y religiosos.

 La hostilidad contra la religión católica continuó siendo muy fuerte hasta 1992, año en el que el dictador cubano empezó a decir que el régimen era «secular» en lugar de «ateo» y permitió la entrada en el Partido Comunista a católicos practicantes. Durante la famosa visita de Juan Pablo II a la isla en 1998, Fidel Castro le acogió con gran respeto y no movió un músculo cuando, durante una misa a la que asistía en primera fila, el Papa lanzó un fuerte llamamiento en favor de «la libertad de conciencia, que es el fundamento de todos los demás derechos humanos». En diciembre de ese año, Castro permitió por vez primera que su pueblo volviese a celebrar la Navidad, pero la apertura religiosa o política del régimen fue poco más allá. En 2003 asistió a la reapertura de un convento y en 2004 restituyó al Patriarca Ecuménico Bartolomé I la pequeña catedral ortodoxa de La Habana.

En abril del 2005, asistió a un funeral por Juan Pablo II en la catedral católica de La Habana, que no había pisado desde la boda de una de sus hermanas en 1949. El cardenal Jaime Luis Ortega y Alamino le agradeció entonces su presencia y la condolencia oficial por la muerte del Santo Padre. La historia se disponía a pasar una nueva página con la desaparición de otro de sus protagonistas. Pero, en aquel momento, la decisión del Vaticano no había cambiado.

¿Por qué la Iglesia Católica ha dado este vuelco tan deprimente en relación con la dictadura totalitaria que asesinó, torturó, marginó y abusó al pueblo cristiano en Cuba por más de medio siglo?

1 comentario:

Los hechos desde otros blogs

CRIMENES DEL CASTRISMO

Loading...
Los artículos 18 a 21 recogen derechos de pensamiento, de conciencia, de religión y libertades políticas Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de Creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Hoy anduve lejos... muy cerca.

Hoy anduve lejos... muy cerca.
...Me enviaron una foto de la casa de mi infancia, hoy en ruinas, es un testigo del derrumbe de la nación pedazo a pedazo.

Patria, órgano del Partido Revolucionario Cubano, obra cumbre de Marti dentro del periodismo

  • Solo la opresión debe temer al ejercicio pleno de las libertades.
    El 14 de marzo de 1892 surge Patria


    Yo no creo que en aquello que a todos interesa, y es propiedad de todos, debe intentar prevalecer, ni en lo privado siquiera, la opinión de un solo hombre.
  • La tiranía es una misma en sus varias formas, aunque se vista en algunas de ellas de nombres hermosos y de hechos grandes.
  • La Fuerza tiene siempre sus cortesanos, aun en los hombres de ideas.
  • Hay hombres dispuestos naturalmente a ser ovejas, aunque se crean libérrimas águilas
  • Todo poder amplia y prolongadamente ejercido, degenera en casta. Con la casta, vienen los intereses, las altas posiciones, los miedos de perderlas, las intrigas para sostenerlas. Las castas se entrebuscan, y se hombrean unas a otras.
  • A nada se va con la hipocrecía. Porque cerremos los ojos, no desaparece de nuestra vista lo que está delante de ella. Hay pocas cosas en el mundo que son tan odiadas como los hipócritas.
  • El hombre sincero tiene derecho al error.
  • Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército.
  • Todo hombre es la semilla de un déspota; no bien le cae un átomo de poder, ya le parece que tiene al lado el águila de Júpiter, y que es suya la totalidad de los orbes.
  • Los odiadores debieran ser declarados traidores a la república. El odio no construye.
    La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio.
  • Los grandes derechos no se compran con lágrimas, sino con sangre.
  • El hombre ama la libertad aunque no sepa que la ama, y anda empujado de ella y huyendo de donde no la halla.
  • La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellanía de nadie.
  • Sólo la opresión debe temer el ejercicio pleno de las libertades.
  • Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía.

Translate this blog to my language-Traducir este blog a mi idioma-

TRADUZIR ESTE BLOG para meu idioma-Übersetzen Sie diese BLOG auf meine Sprache-Перевести эту блог на свой язык-Tradwi sa a BLOG POU LANG MWEN-TRADUIR AQUEST BLOG DEL MEU IDIOMA

¿Qué son los derechos humanos?

Loading...

"En una revolución se fusila sin pruebas (no las necesitamos)" Ernesto Che Guevara