Paraíso Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...

Paraíso  Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...
Roxana Valdivia, licenciada en Periodismo, fundadora y presidenta histórica de Patria, órgano de prensa libre en una Cuba esclava.

En el rincón de mi casa que tú conoces

En el rincón de mi casa que tú conoces

Ahora en Cuba Testigos


Seguidores

Google+ Followers

lunes, 28 de febrero de 2011

Muerte en el Penal




"La muerte como pálido fantasma
envuelta en una ráfaga de hielo
desciende silenciosa de la luna
y me pone la mano sobre el pecho"

Juana Borrero


La muerte tiene garras de gavilàn en acecho cuando se la observa a travès de una reja de hierro. Los ojos se quieren salir y la carne se encoge, el espanto se aferra a los labios y no te permite pronunciar palabras. De repente te das cuenta que una vida acaba así de fácil; que alguien sin escrúpulos golpea salvajemente a otro ser humano hasta aniquilarlo, y tú, inútil reo sin estrado ni togas viriles a las cuales acudir, no haces otra cosa que llorar de repugnancia impotente.

Aquella tarde del 12 de enero de l993 vi por primera vez a un automutilado de cerca. Hasta entonces había oido decir de que en las cárceles de mi país era cosa de todos los dias ver a un preso con las venas cortadas, o con los tobillos negros por inocularse petróleo a la sangre. Hasta creí que exageraban las demás mujeres cautivas cuando hablaban de la forma en que aquellos hombres aislados y enloquecidos, se introducían pinchos en el pene; todo este horror con el propósito de que les sacaran del encierro aunque fuese para un salón de operaciones o para un sillón de ruedas eterno...

En realidad hace mucho daño revivir esos detalles, pero tengo pegado en el alma el último grito de un joven llamado Desiderio Fiallo, de cejas tupidas y rostro terso, casi un niño, sentenciado a prisión por dedicarse al "bisneo", cubanismo que define la venta ilegal de ropas, alimentos, equipos eléctricos u otros artículos de primera necesidad, desaparecidos del mercado nacional.

Ese fue el primer motivo que llevó a Fiallo a presidio, pero él no soportaba el encierro. Una y otra vez cayó en las celdas de aislamiento por automutilarse, despues de largas sesiones de golpizas que le propinaban los guardias. Sin embargo, el volvía siempre a las cuchillas escondidas bajo la lengua, a los pinchos, al desangramiento, hasta que una vez fue definitivo.

Las presas nos encontrábamos en la galera contigua a la enfermería, y al escuchar los alaridos del lobo-jefe llamado probablemente Pablo o Sergio, ¿quièn puede precisar?, nos agolpamos en el piso y por debajo de la puerta infranqueable, vaciamos los ojos asustados.

---¡Te dije que se las cosas, cósele las venas asimismo, a sangre fría para que le duelan. !Que se las cosas, coño!

Una y otra vez aquel hombre vestido de verde olivo tiró el bastón macizo sobre las carnes de Fiallo, mientras la enfermera de la cárcel (famosa por sus crueldades) cercenaba las venas. El preso pedía clemencia, ...por su madrecita, por Dios, "combatiente" , no me pegue...ay!, ...ay!....Y se desmaya.

El silencio de algunos segundos hizo exclamar a una presa : ¡’ Madre mìa, se muriò!. Pero en verdad fue unas horas màs tarde cuando salió definitivamente de su confinamiento.

Agarrado de pies y manos como un cerdo que llevan al horno, otros dos reclusos le tiran delante de la posta carcelaria y piden que se le atienda porque lo ven muy mal. El jefe del penal Sergio rìe y avisa que efectivamente, pronto vendrá la "ambulancia" para el vendedor ilegal . Hace insistentes y ridículos sonidos con su boca satisfecha simulando la sirena:

--- MIRALA AHI VIENE, MONTENLO!

Cumplen órdenes los improvisados camilleros, y lo tiran sobre la carretilla del salcocho del penal, lo llevan desnudo hacia la celda y allí le encadenan de pies y manos, tal y como lo ordenó el verdiolivo custodio.... Algun tiempo después, quizás muy largo para quienes lo vimos todo horrorizadas, sentimos un grito de despedida dolorosa, como quien deja escapar el espíritu para que vague lejos y no regrese al cuerpo, a ese mismo cuerpo que una vez tuvo manos maternales acunándole y soñó sobre sus manecitas quien sabe cuantas esperanzas de realización humana, de prosperidad personal.

La madre de Fiallo se llama Amarilis, es barbera. Un dia le llevaron el cuerpo de su hijo en una caja sellada y sin nombre. Creyó que la justicia se encargaría de los asesinos, y escribió a varias instancias del Gobierno cubano...

Actualmente, Amarilis no está en su sano juicio (posiblemente ya ha muerto); habla de policías que la vigilan, està muy delgada y su mirada ha quedado fija e inexcrutable. La ùltima vez que supe de ella todavìa esperaba el juicio en que le prometí ser testigo, porque yo vi, Fiallo, infeliz cautivo de 22 años, cuando te mataron aquella tarde en la Carcel Provincial de Canaleta, donde el automutilamiento y los bastonazos, no quieren ser ciertos porque no pueden llegar al cielo.

(reo966- Diciembre 1992)

4 comentarios:

  1. Desafortunadamente como Fiallo, han habido muchos casos. Es el pan de cada día en una cárcel. Yo ví y escuché muchos casos de mujeres que se auto-mutilaban para salir de la prisión y pasarse un tiempo en el hospital a cambio casi de la misma muerte o la mutilación perpetua. Realmente para estar en una cárcel hay que tener más valor que auto-mutilarse.

    ResponderEliminar
  2. El automutilamiento es una muestra de las crueles condiciones carcelarias. No pasarían la más mínima inspección internacional, pero la dictadura no admite relatores .
    Recuerdo que el último alimento que me dieron fue ¨picadillo de escamas, tripas, ojos y cola de sabe Dios que pescado. En Cuba a eso le llaman ¨murralla¨. Hablemos de las condiciones carcelarias. Es largo y tendido.

    ResponderEliminar
  3. Triste realidad. No soy cubano, y no entiendo como sale tanta gente de Cuba diciendo que no le importa escuchar ninguna de estas anecdotas, pero bien que disfrutan de la libertad en America. Hay muchos cobardes en Cuba, y complices

    ResponderEliminar
  4. la complicidad con el crimen y la ausencia de derechos son vicios que marchan de la mano

    ResponderEliminar

Los hechos desde otros blogs

CRIMENES DEL CASTRISMO

Loading...
Los artículos 18 a 21 recogen derechos de pensamiento, de conciencia, de religión y libertades políticas Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de Creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Hoy anduve lejos... muy cerca.

Hoy anduve lejos... muy cerca.
...Me enviaron una foto de la casa de mi infancia, hoy en ruinas, es un testigo del derrumbe de la nación pedazo a pedazo.

Patria, órgano del Partido Revolucionario Cubano, obra cumbre de Marti dentro del periodismo

  • Solo la opresión debe temer al ejercicio pleno de las libertades.
    El 14 de marzo de 1892 surge Patria


    Yo no creo que en aquello que a todos interesa, y es propiedad de todos, debe intentar prevalecer, ni en lo privado siquiera, la opinión de un solo hombre.
  • La tiranía es una misma en sus varias formas, aunque se vista en algunas de ellas de nombres hermosos y de hechos grandes.
  • La Fuerza tiene siempre sus cortesanos, aun en los hombres de ideas.
  • Hay hombres dispuestos naturalmente a ser ovejas, aunque se crean libérrimas águilas
  • Todo poder amplia y prolongadamente ejercido, degenera en casta. Con la casta, vienen los intereses, las altas posiciones, los miedos de perderlas, las intrigas para sostenerlas. Las castas se entrebuscan, y se hombrean unas a otras.
  • A nada se va con la hipocrecía. Porque cerremos los ojos, no desaparece de nuestra vista lo que está delante de ella. Hay pocas cosas en el mundo que son tan odiadas como los hipócritas.
  • El hombre sincero tiene derecho al error.
  • Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército.
  • Todo hombre es la semilla de un déspota; no bien le cae un átomo de poder, ya le parece que tiene al lado el águila de Júpiter, y que es suya la totalidad de los orbes.
  • Los odiadores debieran ser declarados traidores a la república. El odio no construye.
    La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio.
  • Los grandes derechos no se compran con lágrimas, sino con sangre.
  • El hombre ama la libertad aunque no sepa que la ama, y anda empujado de ella y huyendo de donde no la halla.
  • La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellanía de nadie.
  • Sólo la opresión debe temer el ejercicio pleno de las libertades.
  • Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía.

Translate this blog to my language-Traducir este blog a mi idioma-

TRADUZIR ESTE BLOG para meu idioma-Übersetzen Sie diese BLOG auf meine Sprache-Перевести эту блог на свой язык-Tradwi sa a BLOG POU LANG MWEN-TRADUIR AQUEST BLOG DEL MEU IDIOMA

¿Qué son los derechos humanos?

Loading...

"En una revolución se fusila sin pruebas (no las necesitamos)" Ernesto Che Guevara