Paraíso Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...

Paraíso  Era un pueblo al sur de mi planeta en la trayectoria del Caribe...
Roxana Valdivia, licenciada en Periodismo, fundadora y presidenta histórica de Patria, órgano de prensa libre en una Cuba esclava.

En el rincón de mi casa que tú conoces

En el rincón de mi casa que tú conoces

Ahora en Cuba Testigos


Seguidores

Google+ Followers

lunes, 28 de febrero de 2011

CUANDO YO VUELVA A CUBA

CUANDO YO VUELVA A CUBA
by Roxana Valdivia on Monday, February 28, 2011 at 5:03pm
Cuando yo vuelva a Cuba

Poema de Luis mario Gonzalez

Soy de esa extraña estirpe de cubanos
que no tenían tierras, ni dinero,
ni edificios, ni fábricas,
ni oro molido en los ingenios...
Sin embargo, fue mucho
lo que me arrebataron los traidores de enero:
lobos barbudos, diablos con medallas,
falsos libertadores del puñal al acecho.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
el ancho muro de mi Malecón
donde yo iba a soñar
mis terribles insomnios habaneros.
O me sentaba a contemplar el agua:
húmeda pared que ahogaba mi silencio
y le vedaba el Norte a la impotencia
de encontrar libertad en el aire extranjero.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
el Carnaval de Oriente
con su tambor y su aguardiente nuevo;
con sus mulatas de cintura ágil
y sus farolas de cintura al viento.
Donde el escándalo se hacía música
por el milagro oscuro de unos dedos,
que le arrancaban al tambor
un tridimensional temblor de espejos.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
aquella risa de la gente humilde
que se metía hasta en los mismos huesos;
aquellos gritos de la abuela
que llevaba a la escuela un mar de nietos;
aquel "hasta mañana"
de las noches con luna en el alero,
y aquellos "buenos días"
con el sol cocinándonos el pelo.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
el pregón que violaba los balcones,
el pulso busca vida de mi pueblo;
las ventas en la calle de Muralla;
el peculiar silbato del cartero;
el ruido de tacones del Paseo del Prado
y el Capitolio Nacional con su brillante adentro.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
el beso azul del mar
transmutado en la luz de Varadero,
playa que más que playa
se merece otro nombre: Privilegio.
Lugar único del planeta
donde los hombres pueden tocar el cielo.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
una tumba en Oriente,
la del Martí poeta y habanero,
y una tumba en La Habana
del soldado oriental que fue Maceo;
el Parque de Máximo Gómez
donde vive a caballo el Chino Viejo,
y el cañonazo de las nueve,
que sacaba a los novios del éxtasis del beso.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
la esbeltez linajuda de mis palmas,
-vírgenes sin destierro-.
Y los verdes gigantes en cuclillas
de mis mogotes pinareños.
Y los ríos, música mojada,
sinsontes amarrados a los cauces inquietos.
Y los lagos, donde las truchas
herían el paisaje saltando hacia el almuerzo.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
hasta la Ciénaga de Zapata,
que aunque era improductiva, era mi suelo;
los tinajones rigurosos
de un Camagüey agrícola, señorial y alfarero.
Y algo más quiero que me devuelvan:
aquel rezo
que nunca le escuchó la Virgen oriental
a mi rebelde juventud de ciego.
Cuando yo vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan, por ejemplo,
la historia real de los antepasados
que hicieron una patria de azúcar y de acero.
Será el orgullo de mis hijos,
la complacencia, acaso, de mis nietos,
y la risa criolla de mi Magda
llenará los arcones del ancestro.
Sí, cuando vuelva a Cuba,
quiero que me devuelvan todo eso,
y además, otra tierra que no es mía
aunque yo soy su dueño.
Es un latifundio microscópico
que sufre en el tendón de mis recuerdos:
una cruz de madera:
y más de medio siglo de silencio,
donde está vivo el polvo abandonado
de mi padre muerto.

COMUNISMO, FASCISMO, GUEVARA, DOCTOR MUERTE, CUAL ES LA DIFERENCIA?




¡ERNESTO GUEVARA FUE MAS QUE TODO, UN MACABRO CARNICERO
¡Cuánto le debes a Cuba, la madre de tus víctimas, extranjero asesino!

"Fusilamientos, sí. Hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte". Con estas maquiavélicas palabras apologizó Ernesto "Che" Guevara, ante los congregados en la Asamblea General de las Naciones Unidas el 11 de diciembre de 1964, la matanza indiscriminada que Fidel Castro orquestara en Cuba antes y después de la toma del poder en enero de 1959...

En sólo cinco meses, envió al paredón de fusilamiento de la Cabaña a más de 600 cubanos. Antes había destrozado a quemarropa a decenas de soldados rebeldes en la Sierra Maestra. A nuestra Patria le llegó de Argentina un ángel de la muerte. Con la venia del dictador Fidel Castro, masacró a cientos de cubanos a quienes ni siquiera proporcionó las más elementales garantías procesales. No hubo estrado ni togas, no hubo defensa, no hubo justicia. La revancha, el odio, la metralla indiscriminada en manos de una hiena sedienta de sangre cubrieron de negro el corazón y la historia nacional. Comenzó en la Sierra Maestra y se perpetuó en el asfalto. El grito descalzo y fecundo de la inocencia aún clama piedad y justicia. ¡Y claro que llegará!

Ernesto Guevara de la Cerna entendió que la única manera de implantar sus ideas era la violencia y el crimen. Recorrió varios países con su utopía salvaje, pero en Cuba encontró una cómoda madriguera.

Dicen que estudió medicina, pero jamás fue médico. Quizás tenía alguna conexión demoníacamente ultrasensorial con aquel doctor Aribert Heim que en el campo de concentración nazi de Mauthausen dejó un recuerdo imborrable. Le decían El Banderillero por su afición a poner inyecciones a los reclusos: “No se preocupe, no le dolerá”. La jeringuilla solía contener benceno, un potente combustible para aviones. El doctor Heim cronometraba la agonía de sus pacientes. Ernesto Guevara supervisaba la agonía de los cubanos.

El doctor Heim observaba los estertores, anotaba en su cuaderno el número de convulsiones, siempre con la sonrisa a flor de labios. Siempre amable. Ernesto Guevara verificaba el último aliento de los asesinados, y empuñaba el tiro de gracia que destrozaba sus cráneos. El nazi experimentaba. Guevara se vanagloriaba, se regocijaba, se autoenaltecía para olvidar que, después de todo, no era más que un cobarde traumado.

El Banderillero ha sido el segundo asesino nazi más buscado del mundo. Escondido, pero sin esconderse, tenía contactos en Argentina, donde siempre fue bien recibido. De tarde en tarde alguien cree reconocer la cicatriz en forma de V que decoraba la comisura derecha de sus labios y aún le ven... muchos creen que sigue vivo. Los fanáticos de Guevara también lo creen vivo. Pero está muerto. Se esfumó. Mientras una plegaria salía de su boca abogando por la vida, los muertos de su mano, los de la galera ocho, los del paredón, los de la manigua o el asfalto, gritaron ¡NO! desde sus cementerios sin nombre, donde los huesos mezclados impiden la visita de sus familiares. El macabro espectro anticubano recorre aún las galeras y las fosas que él mismo obligara a cavar a los condenados a muerte de mi patria.

Y quién sabe de culpables o inocentes si todo lo mezclaron, bajo la traidora intención de perpetuarse en el poder. Por eso no celebraron juicios, por eso no hubo imparcialidad, ¡por eso la justicia fue ajusticiada! de manera que nadie pudiera entorpecer el propósito de Fidel Castro de adueñarse de Cuba para siempre, como hoy lo hace Hugo Chávez en Venezuela. Al mejor estilo de la mafia internacional, los dictadores ejecutan, eliminan, quitan del paso a todo el que se oponga. Necesitan mitos, leyendas, héroes, muertos, sangre, todo un “tremendismo” que manipule para su conveniencia el sentimiento popular.

Muchos eran jóvenes de 15 o 16 años. En los primeros meses del 59, después de llegar Castro al poder, la prisión militar de la Cabaña adquirió una fama siniestra y terrible. Un ambiente de terror lo envolvía todo, salía a través de los barrotes y se escondía bajo las almohadas de los vecinos, quienes intentaban callar el miedo tras las puertas y ventanas. Fue el comienzo del terrorismo de Estado. Linchamientos en las calles, turbas y violencia sin límite. Culpables o inocentes salvajemente confundidos.

Pasillos lúgubres y obscuros recorría el argentino, daba órdenes, condenaba. Los centinelas predispuestos y ofensivos a las órdenes del Doctor Muerte negaban hasta el agua a los condenados, cuyas gargantas abrasaban en el calor de las celdas donde más de ocho hombres de apiñaban unos sobre otros.

Las puertas de bronce esperaban la muerte....Y LA MUERTE LLEGABA de la mano del Che Guevara, quien pregonaba paz y justicia en las tribunas...

De milagro algunos lograron probar su inocencia rápidamente, antes que llegaran las balas. Otros no pudieron adelantarse a la prisa sedienta de sangre... MALDITOS LOS CUBANOS QUE JUNTO A GUEVARA ROBARON la oportunidad de defenderse a cientos de sus hermanos ¡Maldito aquel que empuñó fusiles contra ideas y crucifijos!¡Maldito quien le dio derechos sobre la vida y la muerte de los cubanos a tan macabro personaje, lo peor que Botó la Patagonia

Cuentan los sobrevivientes que cuando algún acusado salía de la capilla de los condenados a muerte, y llegaba a donde lo esperaban los demás presos en el patio central, un murmullo se agigantaba en las gargantas para gritar ¡Un milagro, Dios ha hecho un milagro!

Las ejecuciones masivas comenzaban a la una de la madrugada y se extendían hasta casi las seis de la mañana. Poco después, el tiro de gracia. ¡Comunismo? ¿Fascismo? ¿Guevara? ¿Doctor Muerte? ¿Cuál es la diferencia?

El crimen político en Cuba es un cáncer para el cual la vergüenza internacional aún no ha buscado cura. La impunidad más triste todavía se aferra a los barrotes. Ningún relator especial de Naciones Unidas ha llegado a las cárceles de Castro. No hay un tribunal de la verdad para nuestra angustia. El fantasma de Guevara y otros muchos genocidas se refugia en sectas de ignorantes o satánicos, mientras cientos de miles de jóvenes cubanos son asesinados o encarcelados tras casi medio siglo de martirio.
Y algunos creen que en verdad, el fascismo es cosa del pasado...

”Y si tenéis por rey a un déspota, deberéis destronarlo, pero comprobad que el trono que erigiera en vuestro interior ha sido antes destruido” (Kalil Gibran)

Comentario escrito por edith lugo el

Roxana, la felicito por este excelente reportaje estremecedor sin duda. Como esta engañada tanta gente, ya lo envié a mis amigos que se lo apreciarán. una venezolana triste pero aun con esperanza!!!



Comentario escrito por Milena Perez

Escriba su comentario aquí...

Gracias a Roxana Valdivia por su excellente articulo sobre un asesino que esta siendo usado ya hace mucho tiempo en la propaganda de Castro, otro criminal que a su vez, lo mando a su muerte segura, despues que sintio que le "hacia sombra", y ahora. lo han elevado a "heroe" hasta en Bolivia, pais en donde el criminal Guevara entro asesinando a sus ciudadanos tambien. No en valde la voz popular le llama al Che, el "Mickey Mouse" de America, ya que la pobreza moral de muchos, ha convertido en dinero el echo de vender camisetas, llaveros, gorras, pinturas y demas con el rostro de este desaparecido asesino (Gracias a Dios!)

Yo he leido otros temas expuesto por la senorita Roxana, y tengo que decir que es una escritora a la cual hay que leer y seguir, ya que ademas de exponer sus ideas con veracidad y claridad, las expone desde su corazon.

Siempre he seguido los comentarios y articulos de mi estimada Eleonora Bruzual, y desde ahora estare buscando los de Roxana Valdivia tambien, y a su vez, enviandolos a todas mis amistades y conocidos.

Gracias, felicidades y que Dios Bendiga a todos.

Naciones Unidas: silencio cómplice de marionetas políticas

!Oh, si mi alma debe sufrir mi pecado!
!Pon final a mi dolor incesante!
¡Haz que Fausto viva mil años en el infierno (Fausto)

Donde se escondan o levanten trono, los que venden el alma al diablo están cubiertos de un manto que los hace invisibles como el de Harry Potter. Nadie ve. Son ignorados, son tolerados, ¡inmoralmente tolerados hasta tanto convenga a un universo insensible e hipócrita! Este mundo que se jacta de su civilización y que mira al fascismo como algo del pasado, no ofrece redención ni esperanza para victimas de salvajes regímenes políticos actuales.
Supliquemos por Corea del Norte a modo de cruel ejemplo, ese impenetrable agujero donde el dictador Kim Jong Il, ahora muerto, fue monstruo y Dios al mismo tiempo. Corea del Norte se ha convertido en uno de los estados más peligrosos con sus ambiciones nucleares, en medio de una población enajenada y esclava. ¿Qué ha decidido la ONU en relación a los campos de exterminio masivos en este país asiático?. La existencia de tal modelo infernal debería al menos ruborizar a la ONU. Y por supuesto, denunciar que al mismo tiempo ¡es una amenaza enorme para el planeta!
“Respetables” políticos, militares y humanistas de la tierra abandonan a su suerte además a los que habitan bajo el oscurantismo religioso en países islámicos. En Asia y Africa la mujer está sujeta a prácticas brutales como la lapidación; son enterradas vivas hasta la cintura y luego apedreadas hasta morir.
¡HE AQUÍ UN EJEMPLO DE BARBARIE!

La ablación o mutilación de los genitales femeninos, por otro lado, es una práctica horrenda que han sufrido la mayoría de las mujeres africanas, aunque algunas viven en Asia y en el Oriente Medio. Además, cada vez se encuentran más casos en Europa, Australia, Canadá y hasta en Estados Unidos, principalmente entre inmigrantes de aquellos países. Según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de niñas y mujeres que han sufrido mutilación genital se estima entre 100 y 140 millones. Se calcula que cada año, dos millones más de niñas se encuentran en riesgo de ser sometidas a mutilación genital.

Volviendo un poco atrás en la historia, los armenios fueron los primeros en sufrir en el siglo XX el experimento de matanzas organizadas. El holocausto de 1915 fue más o menos el fin de varias masacres antiarmenias que se habían producido a fines del siglo XIX y principios del XX. Esos hechos luctuosos estuvieron marcados por la indiferencia mundial. El Estado turco se ha negado hasta ahora a reconocer el genocidio. Aducen que se trata de una “razón de Estado”
Sólo después del segundo Holocausto durante la II Guerra Mundial, el de los judíos y los gitanos europeos, la causa armenia resurgió. Tras largos cabildeos en las Naciones Unidas, el argumento tuvo alguna respuesta de la comunidad internacional que, finalmente, condenó a Turquía en diversos foros como Estado criminal.
También durante la Segunda Guerra Mundial los japoneses segaron la vida de diez millones de chinos en una orgía racista indescriptible. En el siglo XX ocurrieron además otras matanzas tremendas: los bombardeos a poblaciones civiles durante la Guerra Civil Española, los crímenes del Pol Pot, en Camboya, que costaron un millón de víctimas; los musulmanes y croatas masacrados por los serbios en la Bosnia-Herzegovina.
En la culta y moderna Europa actual, la discriminación contra las minorías árabes y gitanas está trayendo en Alemania, Francia, Italia y Austria, el recuerdo de la tragedia antisemita en las primeras décadas del siglo anterior.
No se trata de una remembranza histórica morbosa. Los políticos del mundo se hacen los distraídos, observan las ventajas y desventajas. Y se mantienen indiferentes como cobardes. Por ejemplo, los gobiernos de Irán e Irak se desentendieron de la cuestión dejando que la “limpieza” étnica contra los kurdos la realizara Turquía. Sólo Francia denunció realmente el asesinato de poblaciones civiles kurdas mientras la ONU -en total anomia- miraba sin definirse ante los dramas de Bosnia, de los kurdos y de Chechenia.
El historiador Arnold Toynbee señaló que el silencio ante los genocidios no tiene disculpa.
Cuando Toynbee escribió aquellas palabras todavía no se había conocido el horror hitlerista y estalinista.
La afortunadamente desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas levantó un trono sangriento.El exterminio masivo con fines políticos avergonzó la faz de la tierra, porque la peor de las culpas es bajar la mirada y permanecer impertérrito, impasible.
Gozó de impunidad por casi un siglo y se derrumbó por su propio peso. El bloque socialista no sólo fue tolerado y apañado, sino que ocupó posiciones políticas internacionales como gobierno moral y legítimo. Nadie intercedió por los masacrados sino que estrecharon las manos de sus verdugos y ocuparon cómodos sillones junto a ellos en Naciones Unidas.
Desde principios de los años sesenta, Cuba habita sobre un charco de sangre. Cientos de miles de adolescentes de 13, 16 o 18 años fueron condenados a muerte por razones políticas o revanchas personales. Muchos jóvenes católicos o estudiantes universitarios junto a hombres del pueblo, guajiros o simples trabajadores que no se sumaron a la mansedumbre enardecidamente manipulada, terminaron en tenebrosas prisiones como La Cabaña.

Ellos hacían su lucha callejera, como la emprenden hoy los estudiantes venezolanos contra el ex militar golpista Hugo Chávez Frías.
Muchos de ellos no murieron, sino que cumplieron décadas de presidio. Pero no salieron de las galeras de la muerte, ni de la pesadilla salvaje a la que fueron sometidos cuando se les extraía la sangre hasta dejarles casi sin sentido en el piso. Les obligaban entonces a arrastrarse hasta el palo del patio para los fusilamientos. Después de taparles la cabeza, los asesinos de Fidel Castro gritaban: ¡Preparen, apunten, fuego!... pero no morían pues eran balas de salva. Mientras reían a carcajadas, los criminales les levantaban del suelo y les recordaban: “Nos equivocamos. Tu fusilamiento no es hoy, sino mañana”. Muchos familiares de los condenados a muerte eran impelidos a conseguir las llamadas “pintas de sangre” por el Gobierno de La Habana. Les explicaban que sus hijos necesitaban transfusiones con urgencia, y sin dar detalles, exigían que mandaran a buscar la sangre a Estados Unidos.
Si el mundo quisiera testigos de estos crímenes y otras bárbaras torturas del ilegítimo Gobierno dictatorial de La Habana, solamente tendría que buscarles. Muchos de aquellos jóvenes son parte del glorioso exilio cubano, sobreviven algunos en el centro de la Florida, solos y retirados. Buscarles sería un acto de defensa de la vida contra el crimen y sus ejecutores, para los cuales no habrá olvido, ni punto final, ni obediencia debida, ni indultos.
Alguien dijo que la peor de las amnesias es la moral. Pueblo que no recuerde, que no tenga memoria de tales crímenes, tarde o temprano pagará su indiferencia con el regreso de la barbarie.
Los crímenes del gobierno totalitario de Fidel Castro perduran y se perpetran día a día. Medio siglo de impunidad. Como antes lo hiciera la URSS, hoy los verdugos de La Habana son aplaudidos y apoyados en Naciones Unidas. ¿Saben ustedes si el Relator Especial de la ONU ha visitado alguna vez las cárceles-sepulcros de la isla, donde se despedaza el alma nacional y se evaporan los mejores hijos de la Patria?
Si en nuestros días apareciera un nuevo Führer, no llevaría puesto uniforme militar ni mucho menos una swástica. Antes bien usaría un fino traje sastre o un glorioso atuendo militar con boina roja; un uniforme verde olivo o un traje Addidas; o tal vez un atuendo más sencillo y popular. Llamaría la atención de las masas a las virtudes y valores patrióticos de la Guerra de Independencia, la igualdad, la filantropía, el bienestar social, la defensa de los humildes, un cambio de constitución y un proyecto que le permita la entrada nefasta hacia otras naciones, le llamaría por ejemplo, “Confederación de Republicas Latinoamericanas (en el sentido semántico neofascista, la traducción sería CONFABULACIÓN de Repúblicas).
Nada de discursos triunfalistas, antisemitas, homofóbicos, nada de justificar la eliminación de enfermos o débiles en crematorios, nada de revanchas políticas o religiosas, no campos de concentración de exterminio o paredones de fusilamientos. ¡Claro que no! El discurso ha cambiado. Pero la swástica es la misma...

Muerte en el Penal




"La muerte como pálido fantasma
envuelta en una ráfaga de hielo
desciende silenciosa de la luna
y me pone la mano sobre el pecho"

Juana Borrero


La muerte tiene garras de gavilàn en acecho cuando se la observa a travès de una reja de hierro. Los ojos se quieren salir y la carne se encoge, el espanto se aferra a los labios y no te permite pronunciar palabras. De repente te das cuenta que una vida acaba así de fácil; que alguien sin escrúpulos golpea salvajemente a otro ser humano hasta aniquilarlo, y tú, inútil reo sin estrado ni togas viriles a las cuales acudir, no haces otra cosa que llorar de repugnancia impotente.

Aquella tarde del 12 de enero de l993 vi por primera vez a un automutilado de cerca. Hasta entonces había oido decir de que en las cárceles de mi país era cosa de todos los dias ver a un preso con las venas cortadas, o con los tobillos negros por inocularse petróleo a la sangre. Hasta creí que exageraban las demás mujeres cautivas cuando hablaban de la forma en que aquellos hombres aislados y enloquecidos, se introducían pinchos en el pene; todo este horror con el propósito de que les sacaran del encierro aunque fuese para un salón de operaciones o para un sillón de ruedas eterno...

En realidad hace mucho daño revivir esos detalles, pero tengo pegado en el alma el último grito de un joven llamado Desiderio Fiallo, de cejas tupidas y rostro terso, casi un niño, sentenciado a prisión por dedicarse al "bisneo", cubanismo que define la venta ilegal de ropas, alimentos, equipos eléctricos u otros artículos de primera necesidad, desaparecidos del mercado nacional.

Ese fue el primer motivo que llevó a Fiallo a presidio, pero él no soportaba el encierro. Una y otra vez cayó en las celdas de aislamiento por automutilarse, despues de largas sesiones de golpizas que le propinaban los guardias. Sin embargo, el volvía siempre a las cuchillas escondidas bajo la lengua, a los pinchos, al desangramiento, hasta que una vez fue definitivo.

Las presas nos encontrábamos en la galera contigua a la enfermería, y al escuchar los alaridos del lobo-jefe llamado probablemente Pablo o Sergio, ¿quièn puede precisar?, nos agolpamos en el piso y por debajo de la puerta infranqueable, vaciamos los ojos asustados.

---¡Te dije que se las cosas, cósele las venas asimismo, a sangre fría para que le duelan. !Que se las cosas, coño!

Una y otra vez aquel hombre vestido de verde olivo tiró el bastón macizo sobre las carnes de Fiallo, mientras la enfermera de la cárcel (famosa por sus crueldades) cercenaba las venas. El preso pedía clemencia, ...por su madrecita, por Dios, "combatiente" , no me pegue...ay!, ...ay!....Y se desmaya.

El silencio de algunos segundos hizo exclamar a una presa : ¡’ Madre mìa, se muriò!. Pero en verdad fue unas horas màs tarde cuando salió definitivamente de su confinamiento.

Agarrado de pies y manos como un cerdo que llevan al horno, otros dos reclusos le tiran delante de la posta carcelaria y piden que se le atienda porque lo ven muy mal. El jefe del penal Sergio rìe y avisa que efectivamente, pronto vendrá la "ambulancia" para el vendedor ilegal . Hace insistentes y ridículos sonidos con su boca satisfecha simulando la sirena:

--- MIRALA AHI VIENE, MONTENLO!

Cumplen órdenes los improvisados camilleros, y lo tiran sobre la carretilla del salcocho del penal, lo llevan desnudo hacia la celda y allí le encadenan de pies y manos, tal y como lo ordenó el verdiolivo custodio.... Algun tiempo después, quizás muy largo para quienes lo vimos todo horrorizadas, sentimos un grito de despedida dolorosa, como quien deja escapar el espíritu para que vague lejos y no regrese al cuerpo, a ese mismo cuerpo que una vez tuvo manos maternales acunándole y soñó sobre sus manecitas quien sabe cuantas esperanzas de realización humana, de prosperidad personal.

La madre de Fiallo se llama Amarilis, es barbera. Un dia le llevaron el cuerpo de su hijo en una caja sellada y sin nombre. Creyó que la justicia se encargaría de los asesinos, y escribió a varias instancias del Gobierno cubano...

Actualmente, Amarilis no está en su sano juicio (posiblemente ya ha muerto); habla de policías que la vigilan, està muy delgada y su mirada ha quedado fija e inexcrutable. La ùltima vez que supe de ella todavìa esperaba el juicio en que le prometí ser testigo, porque yo vi, Fiallo, infeliz cautivo de 22 años, cuando te mataron aquella tarde en la Carcel Provincial de Canaleta, donde el automutilamiento y los bastonazos, no quieren ser ciertos porque no pueden llegar al cielo.

(reo966- Diciembre 1992)

YO ACUSO AL GOBIERNO CUBANO

I accuse the Castro tyranny

CNN lies once more to say before Dissident Zapata was a criminal.

From: Gatria

Repeated statements of the Cuban Communist dictatorship, CNN launches

a story that says the Martyr Orlando Zapata was before Dissident

a criminal and this slander has been spread by other news programs

our area.

Cubans, we ask CNN, showing evidence showing

that the entry of Orlando Zapata to prison was due to activities

criminals and if you can not prove it, and may not be a

VIL LIE, then make the necessary clarifications and

not only apologize but also Cuban exile of Cubans

are in Cuba, especially Mama and Family Zapata.


From: cubaexilio@gmail.com
To:

The news are giving the channel CNN in Spanish for three days. Sunday 27 repeated it in the news of the week. Please, all Cubans and friends of ours that need clarification in this regard.


---------- Forwarded message ----------
From:

Date: 2011/2/27
Subject: No es raro Que CNN en Español diga por que es un criminal y cosas similares
To:
cubaexilio@gmail.com,

is very well known that CNN has to reduce the regime's crimes in order to be in Cuba, is part of the blackmail exerted on the media dictatorship established there, the former Spanish TV correspondent Vincent Botin has spoken extensively on this and denounced the pressure on the foreign media in Cuba. I have not seen the news but I can not doubt, many times it has stirred me to the liver viewing the malicious reports about my country in that channel.

A hug

-----Original Message-----
From: luis Israel Abreu <
cubaexilio@gmail.com>
To: Luis Israel Abreu <
cubaexilio@gmail.com>;
Sent: Sun, Feb 27, 2011 11:42 am
Subject: [CubanXchange] Que CNN en Español diga por qué Zapata es un criminal

Please, Carlos Montero, tell CNN correspondent in Havana Spanish in Darlington Chasta not lie by saying that the martyr Orlando Zapata was before dissident criminal. Cubans demanded that theDarlington this the number of the case in which Zapata was charged as a criminal. Otherwise we will believe that says it's not to throw away from Cuba.

__._,_.___

Hace algunos años, John Lennon fue puesto en libertad en Cuba....

“Imagina que no hay cielo

nada alrededor nuestro

..imagina que no hay países

nada por qué matar o morir

…imagina a toda la gente viviendo sus vidas en paz…”

John Lennon, “Imagine”

Sobre John Lennon, su estatua y otros colmos.

Mark David Chapman, el asesino de uno de los más sensibles artistas de la generación del 60, dijo que su fuente de inspiración para el “beatlecidio” fue un personaje de “El cazador oculto”, de Salinger: “Como Holden Cauldfield, estoy en una cruzada contra la hipocresía”, dijo antes de ser condenado de por vida.

Pero el último clavo del ataúd de los ‘60, no lo puso Chapman, sino una colosal estatua que hoy se sienta en un parque de La Habana , erigida sin el menor pudor por los mismos comisarios de la cultura que encarcelaban en sus días, a los coetáneos criollos de Lennon.

Y el tiro de gracia, el atentado póstumo a la memoria del ex Beatle, lo hicieron unos vengativos ladrones que al día siguiente de la inaguración del monumento, le robaron las gafas. Posteriormenre le diseñaron espejuelos fijos.

Hoy, los “hippies” serían bienvenidos en la misma calle donde los “pepillos” amantes del rock fueran expulsados de centros estudiantiles o de trabajo; o encerrados en calabozos y pateados por llevar melenas, pantalones desteñidos, tenis de lona y gafas “montadas al aire”, románticas fanaticadas cuyas diferencias geográficas con los seguidores de Lennon en el resto del mundo, las hacía desgraciadamente peligrosas.

La marginación a la que fueron sometidos los jóvenes cubanos por su “beatlemanía” fue ridículamente cruel, como lo es ahora esa estatua levantada en un tiempo de infinito cinismo.

Llevar un radio gigantesco VEF o Selena al hombro, escuchar “Don’t let me Down” o “Woman” lo mismo en el parque que en la casa, admirar a Los Beatles o cualquier otro grupo de rock, constituía un acto casi suicida para los jóvenes de aquella triste época.

Nunca antes la necrofilia y el rock anduvieron tan de la mano como ahora en Cuba, cuando todas las velas se prenden para homenajear al fabuloso chico de Liverpool y de paso, arrancar “divisa convertible” a los turistas. Qué oportuno y provechoso tributo, cuando ya Lennon no puede cobrar derechos de autor ¿o de actor?.

Desde la calle 17, entre 8 y 10, en la barriada habanera del Vedado, con pelo largo, pantalón vaquero, y las botas y las gafas de siempre, el músico británico señala diferencias entre un soñador y quien fabrica las pesadillas. No es un Lennon “tranquilo, sin demonios que contempla La Habana” como lo define su escultor José Villa Soberón. Es un Lennon que reza necrofílicamente, más allá de la muerte, “Power to the people”*.

*Poder para el pueblo, uno de los más grandes éxitos de Lennon.


Los viejos rieles del ingenio


Quien pudiera desandar el polvo

insolente y niño

pertinaz

y anudar los zapatos en la encina

tras las cañas

o el podrido tronco de mi ceiba

Quien pudiera recoger

los colores de mi falda

y encontrar el sonido de los juegos

en la última azotea de la casa

Por los viejos rieles del ingenio

zumba el viento

y estremece el recuerdo de mi infancia

Quién pudiera desandar

el descalzo silencio de los árboles

o la complicidad del rio

Quien pudiera deshilar el tiempo

como los tejidos

de mis calcetines

o las agujetas en mis dedos

...el tren azucarero

la escuelita

la falta de cordura en el recinto

los grafitos

¡qué lejanos entonces los caminos!

¡ay! mis pies

sobre el algodón de la ceiba milenaria

el batey

donde el baile de las vainas

y de la caña brava

convertíanse en ciudades y palacios

colosales

trasatlánticos viajando

por Venecia, por Egipto, por España

¡mágicos entornos de mis suenos!

Quien pudiera borrarle la tormenta

a los proyectos

aún en busca

de los años del intento

Cabalgamos en corceles ya sin frenos

ya sin tiempo

desviados

los viejos rieles del ingenio

Los hechos desde otros blogs

CRIMENES DEL CASTRISMO

Loading...
Los artículos 18 a 21 recogen derechos de pensamiento, de conciencia, de religión y libertades políticas Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de Creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Hoy anduve lejos... muy cerca.

Hoy anduve lejos... muy cerca.
...Me enviaron una foto de la casa de mi infancia, hoy en ruinas, es un testigo del derrumbe de la nación pedazo a pedazo.

Patria, órgano del Partido Revolucionario Cubano, obra cumbre de Marti dentro del periodismo

  • Solo la opresión debe temer al ejercicio pleno de las libertades.
    El 14 de marzo de 1892 surge Patria


    Yo no creo que en aquello que a todos interesa, y es propiedad de todos, debe intentar prevalecer, ni en lo privado siquiera, la opinión de un solo hombre.
  • La tiranía es una misma en sus varias formas, aunque se vista en algunas de ellas de nombres hermosos y de hechos grandes.
  • La Fuerza tiene siempre sus cortesanos, aun en los hombres de ideas.
  • Hay hombres dispuestos naturalmente a ser ovejas, aunque se crean libérrimas águilas
  • Todo poder amplia y prolongadamente ejercido, degenera en casta. Con la casta, vienen los intereses, las altas posiciones, los miedos de perderlas, las intrigas para sostenerlas. Las castas se entrebuscan, y se hombrean unas a otras.
  • A nada se va con la hipocrecía. Porque cerremos los ojos, no desaparece de nuestra vista lo que está delante de ella. Hay pocas cosas en el mundo que son tan odiadas como los hipócritas.
  • El hombre sincero tiene derecho al error.
  • Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército.
  • Todo hombre es la semilla de un déspota; no bien le cae un átomo de poder, ya le parece que tiene al lado el águila de Júpiter, y que es suya la totalidad de los orbes.
  • Los odiadores debieran ser declarados traidores a la república. El odio no construye.
    La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio.
  • Los grandes derechos no se compran con lágrimas, sino con sangre.
  • El hombre ama la libertad aunque no sepa que la ama, y anda empujado de ella y huyendo de donde no la halla.
  • La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellanía de nadie.
  • Sólo la opresión debe temer el ejercicio pleno de las libertades.
  • Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía.

Translate this blog to my language-Traducir este blog a mi idioma-

TRADUZIR ESTE BLOG para meu idioma-Übersetzen Sie diese BLOG auf meine Sprache-Перевести эту блог на свой язык-Tradwi sa a BLOG POU LANG MWEN-TRADUIR AQUEST BLOG DEL MEU IDIOMA

¿Qué son los derechos humanos?

Loading...

"En una revolución se fusila sin pruebas (no las necesitamos)" Ernesto Che Guevara